Equilibrio Vegetal.

Equilibrio Vegetal.

La naturaleza, en su magnífica variedad ha sido capaz de crear una variedad inimaginable de seres que, hoy por hoy, seguimos compartiendo nuestro hábitat, los unos con los otros. Aunque para nadie es un secreto que, el ser humano ha tenido que recapacitar grandemente acerca de la manera de acomodarse en el medio natural que ha implementado durante los últimos siglos, en la época actual, se busca volver a tener el equilibrio inicial que perdimos conforme ha pasado el tiempo.

Es necesario recordar, al menos en ocasiones, que al principio de la historia del ser humano, este interactuaba con respeto con la naturaleza, ya que entendía que es una poderosa fuerza que era, y es capaz de acabar con cualquier creación del hombre, solo con cambiar un poco las condiciones a las que estamos acostumbrados, por lo tanto, se intentaba mantener, a toda costa, un equilibrio por medio del cual, tanto el hombre conseguía su sustento, como la naturaleza era capaz de reestablecer los recursos utilizados por los seres humanos y otros animales como alimento, vestido, protección y cualquier otra necesidad.

Entre las materias que han sido creadas por nuestra madre naturaleza y que sirven para nuestro alimento se encuentran los vegetales, los cuales nos han acompañado en nuestra alimentación desde los orígenes de la humanidad misma. Es muy importante notar el hecho de que, antes de la existencia del fuego, ya el ser humano consumía muchos especímenes del reino vegetal, ya que muchos de ellos pueden ser consumidos sin necesidad de cocinarse. En la entrega de hoy hemos querido dedicar un espacio a la cebolla, ingrediente, complemento y acompañante sempiterno de muchísimas preparaciones de la cocina de alrededor del mundo entero.

Considerando el carácter variante y variado de la naturaleza, la cebolla que es parte de ella, tiene distintas manifestaciones, las cuales pueden distinguirse por su tamaño, color, olor, sabor y, por supuesto, por el uso que puede dársele en la cocina. Por ejemplo, los calçots pueden comerse solos, como entremés o como plato principal; con solo asarlos, su centro estará sabroso y listo para comer. En el caso de la cebolla morada, su sabor que es más fuerte, la hace perfecta para prepararla caramelizada o en compota para mejorar el sabor de la carne de cerdo, pollo y res.

Conoce más acerca de este portento de la naturaleza que conocemos como cebolla, chalet y, por supuesto, calsots   utilìzalo para preparar variadas recetas y no te pierdas de sus mùltiples beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *